Fotografía de producto: equipo, pasos a seguir y consejos

Fotografía de producto: equipo, pasos a seguir y consejos

Cuando los clientes visitan una tienda online, buscan calidad y valor, y las imágenes juegan un rol importante en ello. Una fotografía de producto es una imagen que presenta un producto y muestra sus características visuales. Esta puede definir la primera impresión del público sobre tu marca y puede hacer que los clientes se detengan o procedan con la compra.

En este artículo, te enseñaremos a hacer buenas fotografías de productos utilizando el equipo y las técnicas adecuadas.

Cómo la fotografía profesional de alta calidad aumenta las ventas

Las personas dependen en gran medida de los elementos visuales, especialmente cuando se trata de procesar información.

El cerebro humano procesa las imágenes 60.000 veces más rápido que el texto. Al menos el 90% de la información que entra en el cerebro es visual.

Recordamos el 80% de lo que vemos, pero sólo recordamos el 20% de las acciones. Al añadir imágenes a la información, se mejora el valor de recuerdo hasta en un 65%.

Las imágenes de los productos son los primeros elementos que ven los clientes cuando visitan una tienda online. Si no son lo suficientemente llamativas o creativas, los visitantes perderán el interés y abandonarán su recorrido por tu sitio web.

Dado que las fotografías de productos desempeñan un papel esencial en las decisiones de compra de los consumidores, presentar imágenes bien pensadas y profesionales es imprescindible para ganar dinero en Internet de manera exitosa.

Equipo que necesitarás para la fotografía de producto

Tus habilidades y tu creatividad son importantes a la hora de producir fotografías de producto efectivas y atractivas. Sin embargo, tener un buen equipo fotográfico también juega un papel importante en la sesión de fotos.

Por eso, si consigues el mejor equipo desde el principio, tendrás más posibilidades de producir imágenes de alta calidad y de destacar cuando tomes fotografías de productos en lugares difíciles.

Hemos elaborado una lista de equipos de fotografía de productos que debes conseguir, en función de tus habilidades fotográficas y de tu presupuesto.

Fotografía de productos con poco presupuesto (usando un smartphone)

Lograr increíbles fotografías de productos con un bajo presupuesto es posible con un smartphone fiable. En este caso, otros elementos esenciales como la iluminación de la fotografía y el fondo pueden obtenerse a partir de tu entorno.

Con este método, es posible producir una fotografía de producto bien elaborada con un presupuesto inferior a 500 euros.

Lo primero y más importante es tener un smartphone con una cámara integrada que pueda hacer fotos de alta calidad. Hoy en día, muchos dispositivos móviles tienen cámaras de alta calidad que rivalizan con las cámaras réflex digitales de un solo objetivo (DSLR) de nivel básico.

Para obtener resultados óptimos, puedes optar por un smartphone con una cámara de muchos megapíxeles. Cuanto mayor sea el número de megapíxeles del sensor de la cámara, más detalles tendrán las imágenes.

Te aconsejamos que adquieras un smartphone con una cámara de al menos 12 megapíxeles para captar detalles nítidos en cada toma.

Imagen de iPhone SE

Puedes elegir entre cualquiera de los teléfonos con cámara más económicos por menos de 500 dólares, como el Apple iPhone SE, el Samsung Galaxy A32 5G, el Google Pixel 4A o el Moto G Power.

Considera invertir en un buen trípode para móviles para minimizar el movimiento y facilitar la sesión de fotos en general. Este equipo es esencial para hacer fotografías de productos panorámicas, ya que el proceso utiliza una velocidad de obturación más lenta. Por lo tanto, requiere una gran estabilidad.

Mini trípode Manfrotto PIXI

A los principiantes les recomendamos el mini trípode Manfrotto PIXI, que cuesta 27.25 euros. Tiene capacidad para un smartphone de hasta 3.3 pulgadas de ancho. Además, cuenta con un mango ergonómico para un agarre más estable y cómodo.

En cuanto a la iluminación, se puede utilizar un ambiente con luz natural para minimizar los gastos. Para ello, realiza la sesión de fotos en una habitación con una buena fuente de luz natural, como una ventana o una abertura en el techo.

La luz natural resalta los colores naturales de los productos, lo que hace que parezcan más auténticos y atractivos sin ninguna manipulación fotográfica digital.

Si no hay suficiente luz ambiental para crear una foto estéticamente agradable, considera utilizar una tarjeta de rebote. Se trata de una pieza de material plano y reflectante que permite controlar el contraste de las sombras de un objeto en distintas situaciones de iluminación.

Las tarjetas de rebote vienen en tres colores, que puedes elegir en función de tus necesidades. El tipo más común son las tarjetas de rebote blancas, que te proporcionan una luz natural o sin saturación.

Por otro lado, utiliza una lámina difusora de luz si vas a fotografiar con una luz natural intensa. Los artículos domésticos que son excelentes difusores de luz son el papel encerado, las camisetas y el papel blanco de impresora.

Para crear fotos de producto limpias y profesionales, elige un fondo blanco. Este color puede dar un bonito realce a tu producto y aumentar así su atractivo.

Un papel liso es un fondo blanco económico que puedes conseguir y montar fácilmente.

Equipo ideal para la fotografía de productos

Mientras que un smartphone y un equipo fotográfico de bajo presupuesto te permiten hacer grandes fotos, es posible producir fotografías de producto de mejor calidad con un presupuesto más elevado.

Por un presupuesto inferior a 800 euros, puedes conseguir un enfoque más rápido, un retraso mínimo del obturador y un disparo continuo durante más tiempo.

El primer paso que debes dar es invertir en una cámara DSLR para hacer fotos en un entorno profesional para la fotografía de producto.

La Nikon D7200, por ejemplo, tiene una velocidad de disparo continuo de 6.0 FPS y un bajo nivel de ruido. Con un precio inicial de 599.99 dólares, esta cámara DSLR profesional es una de las mejores opciones para la fotografía de producto gracias a su excelente sistema de autoenfoque y a su alta velocidad de obturación.

Imagen de la cámara Nikon D7200

Además de una cámara fiable, también necesitas un trípode resistente para mantenerla en una posición estable y reducir las sacudidas de la cámara al utilizar una velocidad de obturación lenta.

Trípode Vanguard Alta Pro 263AB 100

El trípode Vanguard Alta Pro 263AB 100, que cuesta 119.80 euros, está hecho con una aleación de aluminio. Puedes ajustarlo a ángulos de 25, 50 y 80 grados, lo que es perfecto para hacer fotos con ángulos bajos.

Si quieres un espacio más amplio, considera adquirir un telón de fondo portátil. Este equipo puede ofrecerte un fondo blanco sin marcas, ideal para capturar productos delicados, como joyas, artesanía o vino.

Te recomendamos que adquieras una mesa de fotografía plegable. Es un producto todo en uno que viene con un fondo blanco antirreflejos y una mesa.

Por último, opta por fuentes de luz artificial para obtener un control total sobre la iluminación.

Para ello, es esencial un kit de iluminación que incluya paraguas reflectores y trípodes de luz fotográfica para contar con más opciones. Un kit de este tipo puede costar 52 euros.

Pasos básicos para realizar una fotografía de producto de alta calidad

A continuación, veremos en profundidad los pasos para llevar a cabo una sesión fotográfica de producto con éxito.

1. Preparar el fondo

Además de mejorar la disposición de la iluminación, tener el fondo adecuado puede acelerar el proceso de edición después de preparar los productos para la fotografía.

Un fondo blanco uniforme, como un telón de fondo fotográfico, es una excelente opción. Puedes eliminar fácilmente el color blanco durante la edición fotográfica.

Otra ventaja es que refleja la luz blanca sobre el objeto, lo que permite obtener una foto de producto bien iluminada que no requiere ninguna manipulación fotográfica.

También puedes crear una mesa para fotografiar productos pequeños y ahorrarte el presupuesto. Ofrece más flexibilidad y control a la hora de trabajar con las fuentes de luz.

Si utilizas una silla de madera como soporte de la base, asegúrate de que el papel blanco sea lo suficientemente largo como para cubrirla.

Telón de fondo blanco para fotografías

Por otro lado, necesitarás un fondo más grande cuando fotografíes productos de gran tamaño. Lo ideal es que el telón cubra todo el encuadre de la toma cuando se mira a través del objetivo de la cámara.

2. Conseguir una buena iluminación

Es necesario controlar la cantidad de luz en cada toma para conseguir una excelente foto de producto.

Si tienes un presupuesto limitado, aprende a hacer buenas fotos con luz natural. Puede ahorrarte tiempo y esfuerzo, ya que sus ventajas son la disponibilidad y la comodidad.

En este caso, el momento ideal para fotografiar productos es durante el día. Así podrás conseguir más luz con la que luego podrás jugar.

Una vez que haya luz suficiente, coloca tu mesa de fotografía o el telón montado en la silla cerca o debajo de ella. Si el sol es demasiado intenso, coloca un paño o papel blanco sobre la fuente de luz natural para suavizarla.

Si quieres tener más libertad para hacer fotos a cualquier hora del día, la iluminación artificial es una mejor opción. Con la ayuda de una tarjeta de rebote, podrás tener un control total y flexibilidad en la sesión de fotos.

Puedes optar por una bombilla incandescente de 60 watts que proporciona una luz cálida por un precio accesible.

Para realizar una sesión de fotos profesional, compra un kit de iluminación de estudio. Es fácil de configurar y ofrece una gran potencia lumínica que puedes manipular según tus necesidades.

3. Prepara un trípode antes de ajustar la configuración de la cámara

Tienes que estabilizar tu cámara para evitar hacer fotos borrosas. Utiliza un trípode para nivelarla y minimizar la posibilidad de cualquier movimiento.

Una vez colocado el trípode, ajusta tu cámara a una apertura baja y una velocidad de obturación lenta para conseguir una gran profundidad de campo.

Así conseguirás un fuerte enfoque en el objeto, lo que te permitirá conseguir líneas claras y detalles nítidos en la fotografía de producto.

4. Elige la cámara adecuada

Un smartphone moderno o una cámara de apuntar y disparar de calidad pueden ayudarte a conseguir fotografías de productos de alta calidad y aspecto profesional de forma rentable.

Las imágenes tomadas con un smartphone deberían ser suficientes para los catálogos de productos de una tienda online.

Sin embargo, si quieres producir las fotos de tus productos en tamaños grandes, es mejor que optes por una cámara DSLR. Utilizar una cámara profesional permite personalizar el tipo de objetivo, la resolución y el modo, lo que ofrece una gran flexibilidad en todo tipo de tomas.

5. Posprocesamiento de imágenes

El posprocesamiento de imágenes transforma y mejora una imagen para conseguir el concepto que has imaginado.

Si eres principiante en la fotografía, conseguir que el fondo o la iluminación de la fotografía de producto sean correctos puede ser un reto.

Para facilitar el proceso, puedes utilizar programas de edición fotográfica como Adobe Photoshop Lightroom para mejorar la calidad de tus imágenes y eliminar las imperfecciones. Estas herramientas también te permiten reducir el ruido, corregir los colores y crear sombras para conseguir un efecto más espectacular.

Adobe Photoshop Lightroom

15 consejos para hacer fotografías de productos que vendan

Ser fotógrafo de productos requiere algo más que invertir en un buen equipo fotográfico. A continuación, te ofrecemos varios consejos sobre fotografía de productos que puedes aplicar para conseguir una sesión fotográfica excepcional.

Aprende a usar Photoshop

La edición de fotos es una habilidad esencial en la fotografía de productos. Consiste en modificar y mejorar las imágenes para que destaquen.

Adobe Photoshop te ayuda a mejorar y ajustar tus fotografías. Algunas de sus funciones son las capas, las herramientas de selección y las herramientas de retoque, las mejores para manipular el color y corregir la perspectiva.

Sus tutoriales gratuitos en línea son excelentes para los fotógrafos aficionados y avanzados que quieran aprender lo básico o mejorar sus habilidades de edición fotográfica.

El sitio web ofrece tutoriales en video y proyectos prácticos sobre diversos temas, desde el cambio de tamaño de la imagen hasta la aplicación de filtros.

Inspírate en las marcas

Inspírate en otras marcas para conseguir una foto de producto atractiva.

Si fotografiar productos pequeños es un reto para ti, determina si puedes aplicar las técnicas de fotografía de producto de tu tienda de accesorios favorita para crear tus propias tomas.

Por ejemplo, si miras los catálogos de productos de joyería, puedes aprender a hacer una buena fotografía macro y a utilizar primeros planos extremos para conseguir fotografías atractivas.

Aplica la regla de los tercios

La regla de los tercios es una técnica muy practicada para componer y equilibrar tus imágenes.

Para incorporarla a una toma, divide la imagen en tercios, horizontal y verticalmente.

Ilustración de la regla de los tercios

La cuadrícula te ayuda a colocar los elementos y a enmarcar las partes esenciales de tu composición. Las líneas que se cruzan en el centro marcan los puntos de interés.

Utiliza este método para crear buenas fotografías que sean agradables a la vista.

Elige el objetivo adecuado

Si quieres dar vida a fotos profesionales, combina diferentes objetivos con tu cámara.

El objetivo estándar es ideal para hacer fotos en exteriores debido a su gran apertura. Además, puedes utilizarlo para fotografiar objetos cuando hay poca luz.

Para fotografiar productos pequeños, considera invertir en un objetivo zoom. Su amplio rango de zoom te permite capturar el objeto con gran detalle.

Asegúrate de investigar varios tipos de objetivos en función de tus necesidades y de las características del producto para obtener los mejores resultados.

Imagen de objetivos de cámaras

Añade accesorios a tus fotos

Los accesorios dan carácter y atractivo a una foto, y añaden contexto al concepto general.

Para contextualizar eficazmente el tema, todos los objetos de la imagen deben ser sencillos, tener coherencia con el esquema de colores y ser relevantes para el producto.

Ilustración del uso de accesorios en una fotografía de producto

Por ejemplo, aquí el fotógrafo utilizó una taza de cerámica azul claro, rodajas de limón fresco y una mesa de madera marrón para complementar el producto para el bienestar del limón. Observa la armoniosa combinación de colores y la relevancia de cada accesorio con los ingredientes del producto.

Fotografía los detalles del producto

La descripción de un producto proporciona a los clientes detalles sobre sus características y beneficios.

Para ayudar a la audiencia a entender mejor tu producto, haz fotos de los detalles más importantes junto con un texto informativo.

Fotografías con detalles del producto en un producto de Amazon

Por ejemplo, supongamos que vendes mochilas antirrobo para ordenadores portátiles. En ese caso, el listado del producto debe incluir fotos de sus mejores características: el diseño antirrobo, la accesibilidad, el acolchado antideslizante y la disposición de los bolsillos, por nombrar algunas.

Este truco es especialmente importante para las empresas de comercio electrónico, ya que los clientes tendrán que basarse en las fotos y descripciones de los productos para tomar sus decisiones de compra.

Mantén un fondo sencillo

La composición de una fotografía de producto profesional requiere un fondo sencillo y ordenado. Esto permite centrar la atención en el producto, lo que hace más fácil resaltar sus características.

Otra opción es utilizar diseños neutros. Puedes utilizar el lateral de una pared o colocar el objeto en una posición diferente con el cielo o el suelo como fondo.

Optar por un fondo demasiado recargado le quitará protagonismo a tu producto y hará que la imagen no sea agradable a la vista.

Fotografía de producto con fondo simple

Presta atención a los reflejos

Evita cualquier reflejo innecesario en tu producto. Comprueba los efectos de iluminación en la superficie del producto y si puedes verte en él.

La mejor manera de omitir por completo los reflejos es situarse en otro lugar o utilizar un programa de edición de imágenes.

Otra posibilidad es aprovechar la superficie reflectante del objeto para añadir nuevos elementos a la imagen: por ejemplo, insertar una sutil alusión a la ubicación de la sesión de fotos. Los anuncios de fotos de gafas de sol suelen utilizar este truco para dar más valor a la imagen.

Ilustración del reflejo en los anteojos de sol

Planifica los ángulos

Los clientes evalúan el valor de tus productos a través de las fotos. Por ello, es importante destacar las características que pueden resultarles atractivas y ayudarles a tomar una decisión de compra.

Las fotos esenciales que conviene tomar son, al menos, la parte delantera, los laterales y la parte trasera del producto. También puedes hacer un primer plano para mostrar los detalles de forma eficaz.

Ilustración del ángulo en fotografía

Cuenta la historia del producto

La gente mira las fotos de los productos con atención para entender cómo sería tenerlos.

Para entrar en el subconsciente de la gente, toma fotografías que muestren a tu producto como parte de distintos estilos de vida.

Además de publicitar el producto, establecerás cierto estilo de vida en torno al producto que intentas vender, lo que fomentará la demanda.

Fotografía de auriculares que cuenta una historia

Incluye el empaquetado

El empaque del producto es parte de la experiencia del cliente, ya que contribuye a crear la primera impresión de la marca.

Al incluir imágenes del empaquetado, ofreces una visión de tu proceso de envío. Los compradores sabrán que los productos, especialmente los frágiles, serán entregados de forma segura.

Además, es una buena manera de mostrar el producto de forma creativa sin recurrir a demasiados accesorios.

Fotografía de producto que incluye el empaque

Da soporte a tus productos

Puede que tus productos requieran una plataforma de apoyo para favorecer su visualización.

Si quieres mostrar productos planos o que no se sostienen por sí solos, te recomendamos que consigas un soporte o un maniquí para exponerlos.

Fotografía de producto con remera colgada

Mostrar los productos de esta manera puede dar a tus clientes una idea de su tamaño total.

Este consejo es particularmente útil para productos de joyería y ropa.

Determina el tono y el concepto

Una de las tareas más importantes en fotografía es definir el concepto.

Tener un concepto claro en mente te permite analizar cómo fotografiar mejor el objeto. Hacer una lluvia de ideas con tus clientes o socios comerciales es el primer paso para crear una toma atractiva que venda.

Conoce el tipo de entorno al que pertenece el producto o el tipo de emoción que evoca. Estos son sólo algunos ejemplos que pueden guiarte a la hora de realizar la toma.

A partir de ahí, puedes capturar el producto en una habitación o en un estudio y utilizar accesorios relevantes para reforzar el concepto de la imagen.

Elige una toma al nivel de los ojos

Los encuadres en ángulo pueden producir fotografías de productos distorsionadas y cambiar el aspecto de sus dimensiones.

Cuando los elementos del producto están más cerca de la lente, se obtiene una imagen más grande, creando un aspecto poco natural. No sólo eso, sino que la imagen contendrá menos información que pueda influir en las decisiones de compra de tu público.

Fotografía al nivel de los ojos de bicicleta

Dicho esto, asegúrate de capturar el objeto con la mayor naturalidad posible. Coloca el objetivo a la altura de los ojos sobre tu producto para crear una imagen agradable que capte todos los detalles. Esto es fundamental si se fotografían objetos de gran tamaño.

Crear un sitio web de comercio electrónico

Después de producir grandes fotografías de productos, necesitas una página web para mostrarlas en línea.

Puesto que un nombre de dominio mejora tu visibilidad en Internet, elige uno corto y fácil de recordar. Puedes comprobar la disponibilidad de un dominio utilizando un comprobador de dominios antes de comprarlo.

El siguiente paso es seleccionar un proveedor de alojamiento web de confianza para alojar tus datos. Consulta nuestros planes de alojamiento accesibles, que van desde 0,99 euros al mes.

El plan más económico incluye un certificado SSL gratuito, 100 GB de ancho de banda, 10 GB de espacio en disco y una garantía de tiempo de disponibilidad del 99,9%.

Una vez que hayas configurado tu sitio web, incluye páginas con fotos de los productos y descripciones para ayudar a los clientes a conocer mejor tu marca.

Conclusión

La fotografía de productos es esencial en los negocios de eCommerce, ya que los clientes confían mucho en las imágenes a la hora de comprar un artículo.

Una sesión fotográfica de producto exitosa implica poner en práctica tus habilidades y utilizar el equipo adecuado.

Si eres un principiante en la fotografía de productos pero tienes conocimientos básicos de fotografía, un teléfono con una buena cámara puede servirte. Por otro lado, puedes invertir en un equipo de fotografía de producto más caro para maximizar la eficacia y el resultado de tu sesión fotográfica.

Hemos hablado de la importancia de la fotografía de producto y de cómo llevar a cabo una sesión fotográfica con éxito. También hemos proporcionado algunos consejos útiles sobre la fotografía de productos para producir imágenes de alta calidad que se vendan.

Mucha suerte en tu viaje fotográfico.

Author
El autor

Betania V.

Betania es una redactora apasionada por el marketing digital y la creación de sitios web. Escribe tutoriales y realiza análisis SEO en el equipo de Contenido de Hostinger. En sus ratos libres, disfruta de bailar, cantar o mirar una buena película de cine clásico.