Registro DKIM: una guía para principiantes
access_time
hourglass_empty
person_outline

Registro DKIM: una guía para principiantes

¿Tienes problemas con tu campaña de marketing por correo electrónico? ¿Has invertido tiempo y dinero solo para descubrir que tus correos electrónicos llegan a carpetas de spam? Si tu respuesta es «sí» a estas preguntas, entonces definitivamente necesitas un registro DKIM para mejorar tu capacidad de entrega. En este artículo, aprenderás qué es y cómo usarlo.

¿Qué es el DKIM record?

El registro DKIM o DomainKeys Identified Mail es una forma de método de autenticación de correo electrónico que agrega firmas criptográficas digitales a los mensajes de correo electrónico.

Asegura que el correo electrónico provenga de una fuente confiable y que no haya sido modificado o falsificado en tránsito entre los servidores de envío y recepción.

Cuando envías un correo electrónico, se generan un par de claves privadas/públicas.

La clave privada se usa para firmar el correo electrónico, mientras que la clave pública se publica en el DNS de tu dominio mediante registros TXT, un tipo de entrada DNS que contiene información para fuentes fuera de tu dominio.

En este caso, los servidores del destinatario utilizan el registro para validar tus correos electrónicos (hablaremos sobre esto más adelante).

¿Es importante?

La respuesta corta es sí.

El núcleo del sistema de correo electrónico no fue creado con protocolos de seguridad. Por lo tanto, es muy fácil enviar correos electrónicos que parecen de fuentes legítimas (falsificación de correos electrónicos).

En un correo electrónico falsificado, la dirección que se muestra al destinatario es diferente de la dirección real. Por ejemplo, el destinatario ve que el remitente es ejemplo@fuenteconfiable.com, pero en realidad es de ejemplo@fraude.com.

Como el destinatario no conoce al remitente real del correo electrónico, esta técnica a menudo se usa en ataques de phishing y spam.

Entonces, al usar DKIM, el servidor de correo receptor (ISP) puede verificar que el mensaje de correo entrante que dice ser de un dominio específico es de allí. Será difícil para los estafadores hacer phishing en nombre de tu marca.

Tener correos electrónicos autenticados también ayuda a construir la reputación de tu dominio entre los ISP y los servidores de correo. Los dominios con correos electrónicos autenticados tendrán una mejor puntuación, lo que, a cambio, evitará que tus correos electrónicos vayan a la carpeta de spam.

¿Cómo funciona?

El registro DKIM tiene lugar en dos servidores: servidores de envío y servidores de recepción.

En el servidor de envío, el cuerpo y el encabezado de un correo electrónico saliente se convertirán en un hash (una cadena de texto único, también conocido como criptografía). La clave privada se usa para cifrar y firmar el hash.

El servidor receptor advierte que el correo entrante tiene una firma DKIM. Para validarlo, el servidor receptor recupera la clave pública del registro TXT/DKIM del dominio de envío, descifrando la firma en su hash original.

Con el hash descifrado en mano, la siguiente tarea para el servidor del destinatario es generar su propio hash a partir del encabezado y el cuerpo del correo electrónico.

Si el hash descifrado coincide con el hash generado recientemente, significa que el correo electrónico es genuino y no ha sido manipulado.

¿Cómo puedes implementarlo?

El proceso para implementar un registro DKIM en tu correo electrónico podría variar dependiendo de tus servicios de correo electrónico. Sin embargo, en general, los pasos son los siguientes:

1. Crea tu propio selector

Un dominio puede tener varias claves públicas si tiene más de un servidor de correo (cada servidor de correo tiene su propia clave privada que solo coincide con una clave pública). Un selector es un atributo dentro de una firma DKIM que ayuda al servidor del destinatario a encontrar la clave pública correcta del DNS del remitente.

2. Generar una clave privada-pública

En este paso debes usar una herramienta, que dependerá de tu sistema operativo. SSH-Keygen es una gran opción para usuarios de Linux y Mac. Por otro lado, los usuarios de Windows pueden generar pares de claves usando PuTTY.

3. Agregar el DKIM record a tu dominio

Después de obtener la clave pública, debes pegarla en el lugar correcto de tus registros DNS. Para hacerlo, los pasos pueden variar según tu proveedor de alojamiento.

Si estás utilizando Hostinger, inicia sesión en tu tablero y elige el dominio deseado. Dirígete a DNS Zone Editor y completa el registro TXT (texto) usando este formato:

selector-name_.domainkey

Para otros servicios de hosting, intenta contactar a tu proveedor de alojamiento ya que cada editor de DNS es diferente.

Conclusión

La suplantación de identidad por correo electrónico es un problema común. Para contrarrestarlo, los proveedores de correo necesitan algún tipo de método para garantizar que los correos electrónicos entrantes provengan de fuentes legítimas.

Uno de los métodos de autenticación de correo electrónico es un registro DKIM.

Recomendamos usarlo para autenticar correos electrónicos de tu dominio.

Ayudará a que tu dominio se marque como confiable, y tus correos electrónicos llegarán a la bandeja de entrada de los clientes.

Así que, aunque pueda parecer complicado al principio, ¡definitivamente valdrá la pena a largo plazo!

El Autor

Author

Deyimar A. / @deyimar

Deyi es una entusiasta del marketing digital, con experiencia en diseño de páginas web, creación de contenido, copywrite y SEO. Forma parte del equipo de SEO & Localization de Hostinger. En su tiempo libre, le gusta desarrollar proyectos, leer un libro o ver una buena película.

Tutoriales relacionados

Agrega un comentario

Comentario*

Nombre*

Correo electrónico*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Forma parte de Hostinger ahora!